A cada boda Acuden dos fotógrafos, Desde el principio, uno se dedica a la novia y otro al novio para así documentar los momentos previos a la ceremonia y posteriormente el resto del día.

El fotógrafo que siempre me acompaña es Alberto Poncio